RSS Contact

16 feb. 2012

Teaser Las Crónicas de Nick Gautier - Infamous - Capítulo 3

Y.... el último por ahora. (los puse en 3 post distintos por que son largos!!!)
Gracias de nuevo a Mariana por traducir los teasers, para el grupo de facebook "Soy Fans de Sherrilyn Kenyon"
Enjoy!!!







*******************Capítulo 3 (parte)***************************

Nick miró a todos lados, para asegurarse de que nadie más lo hubiera visto hacerlo. “Che, Caleb ¿Qué onda con eso que hacés con los ojos? Buena forma de mostrarte ante todos. Sentate antes de que te salgan las alas y ambos terminemos en un laboratorio, debajo de un microscopio.”

"Malphas?" lo retó el professor. “¿Acaso tiene dificultades para encontrar su asiento?”

Caleb se dio vuelta ante la pregunta del Sr. Tendyk, "No, señor." Se sentó al lado de Nick.

En ese momento, sonó la campana.

Después de cerrar la puerta del aula y apagar las luces, Tendyk se dio vuelta en dirección al proyector que mostraba la pantalla de su computadora para que todos en la clase pudieran verla.

Nick contuvo el aliento, mientras que en el resto de la clase explotó el cáos.

En vez de los los aburridos íconos con un fondo verde vómito, que estaban acostumbrados a ver, el fondo de pantallas de Tendyk era un montaje de fotos de Brynna Adams, desnuda, haciendo cosas extremadamente obsenas.

Tendyk por poco rompe su computadora mientras se apuraba a apagar el monitor. “¿Quién es el responsible de esto?” demandó con furia.

Sólo se escuchaba el silencio sepulcral.

Hasta que Stone se rio nuevamente. “Por las fotos, yo diría que Brynna Addams. ¿Quién diría que eso estaba escondido debajo de esas camisas abotonadas hasta arriba y esos pulóveres?

Riéndose, Mason chocó su mano con la de él.

El pandemonio explotó nuevamente mientras todos tenían algún comentario horrible o grosero para hacer. Todos excepto Nick y Caleb. Nick estaba horrorizado al imaginarse la reacción de Brynna cuando se enterara. Y estaba seguro que agún hijo de puta iría derecho hacia ella para darle la noticia. No había nada que los tarados en este colegio amaran más que ser los portadores de las malas noticias, especialmente para decírselo a la persona involucrada. Era como si disfrutaran de primera mano, de la miseria que causaban

Él se dio vuelta para preguntarle a Caleb. “¿Esa no era  Brynna, verdad?”

Caleb negó con la cabeza. “No, esa es una broma de mal gusto de algún enfermo.”

Hablando de enfermos. Nick se sentía descompuesto frente a toda la situación. El estómago se le contrajo pensando en Brynna. “¿Sabés quién lo hizo?”

Él hizo ese movimiento con la cabeza como si estuviera escuchando una canción que solo él podía escuchar. “Ni idea. Pero fue hecho con pura malicia.”

“Brynna se va a querer morir cuando se entere.”

“Lo sé.” Un tic nervioso comenzó en la mandíbula de Caleb. “¿Podés sentir el odio detrás de todo esto?”

“Ahora que lo mencionás…esa es la sensación de frío que me baja por la espalda?”

Caleb asintió.

Nick suspiró pesadamente. Bueno, al menos sabía que era lo que le estaba causando ese síntoma. “¿Es un demonio?”

“No. Es humano. El odio demoníaco además tiene un aroma distintivo.”

“Si, bueno, esto también apesta.” Nick sentía repulsión por la mierda de persona que podía hacerle algo así a alguien tan amable. ¿Por qué querría alguien lastimar a Brynna? Durante todo este tiempo que la había conocido Brynna nunca había dicho nada malo de nadie.

Ni siquiera de él.

“¡Basta!" gritó Tendyk. “Hagan una fila en el pasillo y quédense callados. Stone, quiero que vayas a la oficina y le digas al Sr. Head que necesito que venga rápido."

Riéndose, Stone se dirigió hacia allá.

Nick se inclinó para agarrar su mochila.

“Dejala, Gautier,” le gritó Tendyk. “Nadie toca nada de lo que hay acá adentro.”

Nick dudó. Su Grimoire y su péndulo estaban en su mochila, junto con su daga de Malachai. Si le revisaban la mochila y encontraban esas cosas…

Se podía ir todo al carajo, especialmente porque su grimoire estaba escrito en sangre, era su sangre. Pero a los adultos no le importaban esos detalles cuando se trataba de adolescentes sangrando sobre objetos en horario de escuela.

Yo me ocupo, escuchó a Caleb en su cabeza.

Respirando aliviado, Nick se dirigió hacia afuera con todos los demás.

Caleb cruzó sus  brazos sobre el pecho mientras se alineaban contra la pared que tenía los lockers color rojo metálico. “¿Sabés qué es peor que un demonio maligno?”

“Mi madre cuando está realmente enojada conmigo, especialmente si tiene un motivo para estarlo.”

Caleb se burló. “No, Nick. La crueldad humana. Durante todos los siglos que viví, nunca entendí por qué en vez de aliarse, tu clase parece determinada a destruirse unos a otros. ¿Y por qué? ¿Celos? No lo entiendo.”

Y que esa frase viniera de un demonio, lo decía todo. “¿Me estás diciendo que los demonios nunca son crueles?”

“Algunos lo son. Pero sabés cuáles son, y los ves venir. Podés olerlos de un kilómetro de distancia. Los humanos, por otro lado, son insidiosos. No los ves venir hasta que te clavaron un cuchillo por la espalda directo en el corazón."

Nick frunció el ceño ante lo que implicaba su afirmación. “¿Qué estás diciendo Cay?”

“No sé quién hizo esto, pero sí se por qué lo hicieron. La intención era humillar a Brynna y lastimarla profundamente.”

Y mientras esas palabras salían de la boca de Caleb, Nick se dio cuenta del tenor de las conversaciones a su alrededor.

“Te dije que Brynna era un gato. Mi mamá me dijo que su mamá también lo era.”

“Siempre supe que era una fachada lo de hacerse la santurrona.”

“Uf, desearía haber sabido que hacía esas cosas. ¿Estará ocupada este sábado?”

Nick se encogió ante la malicia de los comentarios. “No era Brynna,” dijo a la defensiva.

Mason se burló de él. “Sos un idiota, Gautier.”

“Si,” otro estudiante estuvo de acuerdo. “¿Acaso no viste las fotos?”

“¡Con animales, también! ¡Por Dios! Estoy tan asqueado.”

“¿Vos estás asqueado? Imaginate lo asqueado que estaría ese caballo.”

Todos comenzaron a reírse.

Nick quiso responder, pero Caleb lo frenó.

"Dejalo pasar."

Eso era más fácil de decir que de hacer. “Brynna es mi amiga.”

Antes de que Caleb pudiera responderle, el director pasó por al lado de ellos para entrar en el salon. Nick se puso de puntas de pie para poder ver a través de la ventana del salón a Tendyk, que le estaba mostrando al director el horrible montaje de fotos.

Su bolsillo comenzó a vibrar. Nick sacó su Nokia 9000 y lo abrió para ver que tenía un nuevo correo. Al tratar de accederlo, su teléfono se llenó con textos sobre Brynna y las fotos. Aparentemente, su clase no fue la única a la que le llegó esta porquería.

Un instante después, una puerta se abrió en el pasillo. Brynna salió corriendo, a puro llanto. Las risas que venían de su clase hicieron eco en el pasillo, mezclándose con la risa de los idiotas que tenía al lado. Y solamente disminuyeron cuando unos cuantos enfermitos comenzaron a hacerle ofertas.

Con su corazón dolorido, Nick quiso ir tras ella para calmarla.

Caleb lo agarró fuertemente del brazo. “No puedo decirte lo importante que es que te quedes fuera de esto.”

"¿Por qué?"

"Usá tus poderes, Nick. Mirá lo que está por pasar.”

Nick miró a su alrededor para encontrar una superficie lo suficientemente brillante como para ver en el futuro…un reflejo plateado en el agua de la fuente. No era muy grande, pero era suficiente para concentrar sus poderes en él.

Y allí, en ese pequeño lugar, vio el horror en que se iba a convertir la vida de Brynna por un simple acto de crueldad.

En ese momento, no estuvo para nada de acuerdo con Caleb. “Ella necesitás un amigo.” "Si, eso es verdad. Pero en este momento, la administración del colegio está buscando a quién culpar por esto. Y si te metés demasiado pronto, vas a ser el chivo expiatorio. Creeme.”

Y con su suerte, más que seguro.

Aun así, Nick lo discutiría si no fuera por el hecho de que Caleb tenía mucha más experiencia de vida en estas cosas. No se discute colores con Piccasso. Ni autos con Richard Petty. Y definitivamente no se cuestionaba el comportamiento humano con Caleb.

Reprimiéndose, Nick sintió nuevamente esa sensación extraña. Si bien Caleb le había asegurado que era de origen humano, él no estaba tan seguro.

Había algo más en todo esto. Algo oscuro. Frío.

Letal.
Y no era Caleb.

***************************************

Maldita Kenyon!!! seguí escribiendo por dios xD

0 comentarios:

Publicar un comentario